La Comunicación Técnica requiere un talento doble: entender productos complejos y elaborar contenidos comprensibles para un público objetivo.

Por eso, esta disciplina no está hecha para todas las personas.

Por un lado, no te tiene que asustar estar dentro de un proceso de desarrollo e industrialización de un producto:

  • Entender funcionalidades, procesos, variantes, datos técnicos.
  • Tratar y compartir información con expertos en la materia.
  • Relacionarse con todos los departamentos implicados en el ciclo de vida completo del producto.

Por otro lado, te tiene que apasionar comunicar y elaborar contenidos técnicos:

  • Ser la persona representante de los usuarios usuarios finales de las Publicaciones Técnicas de tu organización.
  • Cuidar que los contenidos sean útiles para el público objetivo.
  • Disfrutar de la labor de redacción de textos, creación de ilustraciones y producción de contenidos audiovisuales.
Crear contenidos

¿Te interesa desarrollar tu profesión a través de una disciplina híbrida? En la página de este enlace podrás hacer una divertida encuesta que te sacará de posibles dudas.

Échale también una mirada a nuestro curso de formación en fundamentos aquí.