Descubrimos el término de la «Redacción Técnica» (RT), que en muchos casos se funde y confunde con «Comunicación Técnica» (CT). Por un lado, explicaremos por qué RT es el término más usado en una parte del sector. Por otro lado, desde ISTEN training nos posicionaremos, daremos nuestra visión sobre el término RT y explicaremos por qué preferimos emplear el término CT.

Redacción Técnica: término limitado

Para empezar, «Redacción Técnica» cuenta con diferentes sinónimos: «Escritura Técnica«, «Technical Writing» y «Technical Authoring«, entre otros. Todos ellos son términos que provienen de los comienzos históricos de la creación de contenidos técnicos para productos, cuando todo estaba limitado a la publicación en papel.

Aún en sectores como el desarrollo de software o en la aeronáutica a los profesionales de las Publicaciones Técnicas se les conoce como «Technical Writers» o «Technical Authors«. [aunque en el mundo de la IT también aparecen como «UX Writers«]

En ISTEN training entendemos que «Redacción Técnica» se limita a una parte de la creación de contenidos dentro del universo de disciplinas variadas de la «Comunicación Técnica».

Comunicación Técnica: dinámica y certera

A medida que la producción de Publicaciones Técnicas se profesionalizó, apareció el término de «Comunicación Técnica» (CT). La denominación CT no limita la actividad al escribir, sino que tiene una visión más amplia y de proceso: engloba a todas las actividades que ayudan a que se cree la comunicación entre el fabricante y el usuario. El término de la CT es dinámico y no se limita a plasmar información en un soporte, como es el caso de la Redacción Técnica. 

«Comunicación Técnica» tiene en cuenta también el canal y al sujeto más importante de la comunicación, que es el receptor del mensaje.