Hace un tiempo leí una entrevista a Xabi Uribe-Etxebarria, referencia mundial de la inteligencia artificial. Me alegró mucho leer que lo que más aprovechó Xabi de su carrera en la Universidad de Deusto fue el curso de mecanografía. Yo también aprendí a teclear en la universidad de Deusto en un verano cursando bachillerato y con máquinas de escribir clásicas (años 80…). Una gran decisión que no tomé yo (fueron mis padres, que lo vieron venir), pero de la que estoy muy orgulloso.

La mecanografía y los profesionales de la Redacción Técnica son grandes compañeros. El teclado de un ordenador es la interfaz principal entre el redactor y su producto, el contenido. Es la forma más ágil para escribir textos (*). El ratón del ordenador también un elemento importante, pero cuando se trata de editar textos, tiene que ser secundario.

¿Cuántas pulsaciones por minuto tienes? ¿Y tu precisión?

El valor medio del mecanógrafo es de 44 ppm (pulsaciones por minuto) con un grado de precisión del 92%.

Me he hecho un test y mis resultados son: 55,2 ppm y 95,2% de precisión. ¡No está mal! En la imagen de la derecha puedes ver el nivel de certificados para los mortales… Aún tengo margen de mejora. 😅

Niveles de mecanógrafos

Si no has hecho ningún curso hasta la fecha y tienes 16 años… ¡Espabila! Y si quieres ser profesional de la Redacción Técnica:
Professio obligat!

(*) Nota: aunque alguien me dirá que escribir con el habla ya es posible (véase «transcriptores profesionales»), dudo que sea muy eficiente en un entorno de edición avanzada para publicaciones complejas. Quizás para preparar un texto sea viable… ¡Pero estoy abierto a que me hagan alguna demostración!